Hace unos días, encomendaba la difícil tarea de hacer un prólogo a quien de corazón, se que nunca diría que no. Hoy, y como “exclusiva” a quienes no tendrán el libro en sus manos, os acerco el Prólogo de mi primer libro de este maravilloso reto. Está escrito por alguien que con tan solo leerla, sabemos si lo ha hecho como un trabajo tedioso, o poniendo el alma y el corazón. El mío, ya lo ganó.

 

“El tiempo nunca se detiene, por tanto no puede existir el tiempo presente, solo existen el pasado y el futuro.

Esa es la filosofía de vida de Juan Manuel Gallardo, un escritor con mucho pasado vivido , a pesar de su juventud, pero para el que el tiempo nunca se detiene .

Toda una declaración de intenciones y principios que desgrana en “El presente no existe”, su tercera incursión en el mundo de los libros , pero quizás su libro más redondo, más maduro y más íntimo . Reflexiones y poesías que nacen del corazón y que nos hablan de sentimientos, sensaciones y estados de ánimo, escritos de una forma limpia, desnudos de palabras ampulosas y artificiales .

“El presente no existe” es un libro bonito, de esos que deben leerse en la intimidad, de esos que cuando tu cabeza, tu alma y tu corazón están inquietos te sosiegan y te dan paz , que tras su lectura te dejan una sonrisa en la cara y te calman por dentro.

“El presente no existe” es un bálsamo para el alma. Reflexiones y poemas de una sencillez y concisión lingüística magistral , pero que en pocas frases te hacen sentir, te remueven por dentro y te reconcilian con la vida y con esos malos rollos que a veces nos llenan la cabeza y el corazón y no nos permiten descubrir que detrás de todo, lo bueno y lo malo, hay esperanza y una lección que aprender.

Dicen que un libro es una prueba de que los seres humanos son capaces de hacer magia, y esto es lo que ha logrado Juan Manuel Gallardo con “El presente no existe”; hacer magia con las palabras para convertirlas en bellos sentimientos, en palabras que tienen y dan vida desde la más pura sencillez en la escritura de sus historias.

James Joyce decía que algunos escritores se sienten obligados a escribir con frases rebuscadas como compensación por una carencia de alguna clase de emoción animal natural , no es el caso de Juan Manuel Gallardo, pues si de algo va sobrado es de emoción animal natural. Este libro es pura emoción , el reflejo de un hombre que expresa con palabras todo lo que lleva dentro, en lo que cree y por lo que siempre ha luchado, aunque en ocasiones en “bandos” que no eran los propios de quien tiene un talento y una forma de ser que ha desperdiciado poniéndolo al servicio de quienes o no lo merecían o les molestaba verlo.

Pero afortunadamente para vds. Lectores, hemos recuperado al Juan Manuel Gallardo puro, al auténtico, al que merece la pena descubrir a través de este libro .

Juan Manuel Gallardo ha dado un giro a su vida , después de muchos avatares y sinsabores se ha dado cuenta de que si realmente quieres hacer algo que te satisfaga nunca dirás “ no tengo tiempo” y gracias a ello podemos disfrutar con esta serie de relatos que hoy inicia , de sus reflexiones y poemas, de bonitas historias sobre los sueños, el alma, el amor, la desesperanza, los hijos… en definitiva de todas aquellas pequeñas y grandes cosas que nos completan como seres humanos.

“Los ganadores son simplemente aquellos que están dispuestos a hacer cosas que no harán los perdedores “, decía Clint Eastwood en Million Dollar Baby . Enhorabuena, Juanma, amigo, eres un ganador.

Y a vds. Queridos lectores, solo recordarles, que el mundo está lleno de libros preciosos que nadie lee… Leean “El presente no existe” y me darán la razón.

Paz Fernández Montalvo

Anuncios